Sindicato de Trabajadores al servicio del Poder Ejecutivo del Estado

Conjura huelga STASPE Acepta 3.8 % de aumento

El Sol de Morelia
17 de mayo de 2012

 

Rosamaría Sánchez Rincón

Morelia, Michoacán.- El gobierno de Michoacán erogará recursos extraordinarios por el orden de los 100 millones de pesos este 2012, para cubrir del pliego petitorio que negoció con el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo (STASPE) y que beneficiará a más de 8 mil 800 empleados sindicalizados y de base. La aceptación, “solidaria” con la situación que prevalece en el Estado, no exime sin embargo de otros reclamos que hacen los sindicalizados, principalmente, los relacionados a las 68 plazas que ostentan familiares de ex funcionarios de la administración del ex gobernador Leonel Godoy Rangel.

Los burócratas michoacanos recibirán un incremento directo al salario del 3.8 por ciento, así como aumentos en distintas prestaciones y la recepción de un nuevo beneficio: el 1 en Compensación Garantizada.

Así, quedó conjurada la huelga emplazada por el STASPE, confirmaron en rueda de prensa conjunta el secretario de Gobierno, Jesús Reyna García; el líder sindical, Antonio Ferreyra Piñón, y el subsecretario financiero, Carlos Río, al tiempo de presentar el resultado de la negociación.

En una breve intervención, el secretario de Gobierno, Jesús Reyna, agradeció la disposición de los sindicalizados para llevar a buen término la negociación, y a nombre del ejecutivo estatal, ofreció un público reconocimiento por la actitud asumida por los sindicalizados en beneficio del gobierno pero, sobre todo, de los michoacanos.

El pliego

Correspondió a Carlos Río Valencia presentar los resultados del encuentro, “celebramos -dijo-, el llegar a una negociación exitosa hacia el pliego petitorio del sindicato, que en un acto de solidaridad con los momentos difíciles que enfrenta el Estado ha aceptado la oferta planteada por el ejecutivo”.

Esta propuesta, detalló, es una oferta “congruente” con la situación económica del Estado, pero sobre todo que está garantizada”, es decir, no se están asumiendo compromisos impagables.

Los sindicalizados aceptaron un incremento directo al salario base del 3.8 por ciento, así como un uno por ciento en compensación garantizada; además de aumentos en otras prestaciones, como: uniformes para trabajadores con funciones especializadas (mantenimiento, Angeles Verdes, técnicos, camarógrafos, etcétera); 30 estímulos nuevos de antigüedad; 28 mil pesos de incremento a la póliza del seguro de vida; aumento de 215 pesos a 241.44 pesos mensuales en despensa.

Asimismo, un aumento de 10 pesos por día (de 50 a 60 pesos), en apoyos para traslado del IMSS cuando tengan necesidad de ser atendidos fuera de la ciudad; incremento a la prima de antigüedad; y en general, de las 25 prestaciones que tienen los sindicalizados, entre 8 y 10 de ellas está habiendo un mejoramiento porcentual.

Renuncias

Río Valencia habló, por otro lado, del avance de las reglas de disciplina y austeridad presupuestal anunciadas por el ejecutivo el pasado 30 de marzo, y a 90 días, indicó, se dejaron de recontratar 600 trabajadores eventuales y sólo se está realizando la sustitución de mandos, en un proceso responsable y paulatino, para no poner en riesgo a la administración estatal, “no llegamos a hacer despidos masivos, sino con prudencia”, defendió.

Insuficiente, pero somos solidarios: STASPE

Tras aceptar el ofrecimiento del gobierno estatal, el líder del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo, Antonio Ferreira Piñón, aclaró que no se van satisfechos con la negociación, pero que se solidarizaron con la condición financiera de la administración faustista. Entre los pendientes, advirtió que están las 68 plazas que otorgó de manera irregular el gobierno godoyista.

Anoche, en la conferencia de prensa convocada de último momento para informar los resultados de los acuerdos, el líder sindical explicó que “esta negociación no fue fácil, porque el Comité de Huelga insistió en que el Gobierno del Estado buscara el que los trabajadores tuviéramos algunos beneficios que no nos habían ofrecido”.

Los incrementos, dijo, benefician a todos los sindicalizados, pero también a los que son de base, en total 8 mil 800 trabajadores.

Advirtió ante el responsable de la gobernabilidad estatal que todavía se deben revisar “las plazas que tenemos impugnadas” y que un número importante de éstas, pertenecen a familiares directos de ex funcionarios estatales, como son los casos de los ex titulares de la PGJE, del DIF, la SCOP, el Zoológico y la Secretaría de Gobierno.

Pero hasta ayer, reconoció que los sindicalizados “logramos tener algunos beneficios que solicitábamos”, de manera que en “un acto de buena voluntad de nuestra parte, estamos accediendo a aceptar los ofrecimientos del gobierno”, aunque “podemos decir que el incremento es insuficiente y les pedimos que en la próxima negociación hagan un esfuerzo para que tengamos un mejor salario”.

Explicó que actualmente, los agremiados cuentan con 25 y hasta 30 prestaciones, de las cuales 10 fueron mejoradas. Precisó que de las 12 categorías que existen en el tabulador de salarios del STASPE, la más baja es de 5 mil pesos y la más alta fluctúa entre los 7 mil 300 pesos mensuales, de manera que los incrementos que se autorizaron a este rubro están entre 250 y 350 pesos. (J)

Leave a reply